Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Ya casi finaliza el receso escolar y con el incrementa la angustia de los padres por el inicio de clases (2017-2018), ya que tendrán que desembolsillar una cantidad considerable de dinero, puesto que algunos implementos de la lista de útiles registraron un alza de casi 1.800 %.

El monto de una libreta empastada pasó de 950 bolívares en 2016 a 13.130 este año; el juego de geometría costaba 1.100, ahora  su valor es 15.420; una caja de colores de 12 unidades valía 2.500 y actualmente su precio es de 12.265 bolívares; la pega de barra pasó de 320 a 2.100, la caja de lápices de 700 a 12.000, el sacapuntas de 590 a 7.140, la goma de borrar de 110 a 575, el pegamento líquido de 750 a 7.205, el compás de 1.350 a 12.955, la plastilina de 600 a 3.325, un cuaderno de 480 a 5.095 y una resma de papel de 3.350 a 60.000 bolívares, respectivamente.

Al sumar el precio de estos implementos da un total de Bs. 151.210, eso sin incluir el costo de otros artículos que también son solicitados en las listas escolares, además de los uniformes y calzados.

En ese sentido, de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), el año pasado por la compra de útiles, textos y uniformes, la inversión era de 100.661,67 bolívares para un niño en preescolar, 111.577,33 para un estudiante de primaria y 155.173,67 bolívares para un joven de bachillerato.

Durante un recorrido por las calles de la capital mirandina, se pudo evidenciar que algunos establecimientos ofrecen un “súper combo escolar”, cuyo valor es de 27.000 bolívares  pero éste sólo incluye un juego de geometría, un cuaderno doble línea, una caja de colores y otra de lápices, sacapuntas, pega y un vaso.

Sin ferias

Jorge Ruggeri, director de Participación Ciudadana del Gobierno de Miranda, informó que este año las ferias que instalaba el Ejecutivo regional en los municipios Hatillo, Sucre y Chacao de la región Área Metropolitana, han tenido inconvenientes para su instalación debido al alto costo de los útiles escolares.

Recordó que una lista de útiles en esos lugares, sin incluir uniformes y textos, costaba en 2016 alrededor de 25.000 bolívares. “Las ferias eran una opción para los padres que querían ahorrar de su presupuesto. Este año, al igual que los anteriores, se tendrán que hacer las compras de forma fraccionada, pues las prioridades son otras, la gente solo está pendiente de comprar comida. Además, hay quienes que por no tener dinero suficiente, todavía no han podido inscribir a sus hijos en el colegio. Ya nadie tiene el mismo poder adquisitivo”.

Fuente: Prensa Miranda / Martín Sojo

Infografía: José Delgado

Fecha: 09 de septiembre de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr