Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

La escasez de efectivo que se vive en el país golpea las actividades y el ingreso de 5,6 millones de personas que trabajan por su cuenta, advirtieron los dirigentes sociales Alfredo Padilla y Dick Guanique.

“80% de quienes trabajan por cuenta propia, entre ellos buhoneros, albañiles, electricistas, zapateros, costureras o domésticas, cobra en efectivo porque no tienen puntos de venta ni cuentas bancarias para el pago electrónico”, destacó Guanique, representante del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato.

Alfredo Padilla, también director de la Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios, alertó que los mercados a cielo abierto, las bodegas de las zonas populares y los pequeños comerciantes de la calle son perjudicados porque los consumidores habituales piensan dos veces en gastar el efectivo.

Testimonios de vendedores que pidieron no mencionar sus nombres así lo confirman. “Realicé unos trabajos de plomería y reparaciones en un apartamento por lo que cobré 150.000 bolívares y no los he podido cobrar porque el banco no pagaba el cheque, pero lo deposité en mi cuenta de ahorros y de ahí solo puedo retirar 20.000 bolívares diarios que no alcanzan para comprar casi nada”, dijo un albañil.

Un joven trabajador que vende chucherías en camionetitas y en el Metro narró: “Antes vendía dos bolsas diarias de caramelos, ahora ni una. La gente me dice que no me compra porque no puede gastar el efectivo y eso que un caramelo cuesta 100 o 200 bolívares”.

Un vendedor ambulante se quejó de que sus compradores no tenían 400 bolívares para pagar el café; lo mismo indicaron quienes comercian tostones, donas y masa de maíz cuyos productos tienen un precio que oscila entre 2.000 y 3.500 bolívares. Otros buhoneros revelaron que se vieron forzados a usar los puntos de venta ubicados en otros puestos ambulantes más grandes o en los comercios cercanos, con la condición de que cancelen una comisión de 10% por cada operación.

Un ama de casa que vive en San Antonio de los Altos dijo que con la crisis del efectivo, la familia de cuatro miembros destina el dinero a pagar el pasaje en carrito o metrobús. “Esta limitación del efectivo impide tomar un taxi o una mototaxi con la carrera mínima a 3.000 o 4.000 bolívares”, agregó.

Conductores de líneas indicaron que las carreras bajaron 60% por la escasez de efectivo y la pérdida del poder adquisitivo de los clientes.

Fuente: El Nacional

Fecha: 13 de septiembre de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr