Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

En tiendas de electrodomésticos en los que se vendían televisores, neveras, cocinas y aires acondicionados de varias marcas, ahora no tienen la misma variedad. El descenso de las importaciones, la volatilidad del precio del dólar frente al bolívar, el control cambiario y los ajustes de precio dejan como consecuencias, vitrinas desabastecidas en las tiendas de este ramo.

En sucursales de empresas de electrodomésticos como Daka en Bello Monte, no se venden neveras ni lavadoras de diversas marcas. La variedad es solo de dos marcas por cada producto que ofrecen.

Menos variedad

Gerentes y empleados de negocios de línea blanca señalaron a Efecto Cocuyo, que la disminución de cantidad de electrodomésticos que les llegan, es un fenómeno progresivo desde 2015, año en el que se desplomaron las importaciones.

El Estado es quien monopoliza la adquisición de divisas a precio controlado oficial y este mecanismo fue redefinido la semana pasada, cuando se relanzó el Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom). Sin embargo, el sistema de por sí presentaba limitaciones para las empresas.

En el Dicom anterior, que contó con 15 subastas, las empresas de este sector recibieron 4.7 millones de dólares, dineros que fueron adquiridos por las compañías más grandes. De las 45 empresas de electrodomésticos que fueron adjudicadas, 10 recibieron el 84% de las divisas subastadas para el gremio.

Carlos Masia, director de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores de Electrodomésticos, explicó que el Banco Central de Venezuela (BCV) estableció que las empresas solo podían participar en la subasta con el 30% de sus ganancias brutas del año 2016. “Cuando el dólar Dicom aumentaba de precio, las empresas del ramo podían optar por una cantidad menor de divisas, porque sus ganancias en bolívares perdieron valor”, dijo el directivo de la asociación.

Masia señaló que debido al poco acceso a dólares, las tiendas de electrodomésticos tienen una poca variedad de marcas que ofrecer, no solo los comercios de Caracas, sino en todo el país. “Las marcas tradicionales están casi desaparecidas”, agregó el dirigente gremial.

Costos

“Los proveedores ya no nos venden a crédito, ni siquiera de contado, nos piden que paguemos con tres días anticipado. Eso nos obliga a comprar una menor cantidad de mercancía”, dijo una empleada de la tienda Video Sonido Martell en Chacao, que desde el 2016 no venden televisores, debido a las condiciones que imponen las distribuidoras limitándose a electrodomésticos menos costosos, como ventiladores que son vendido a Bs. 10.000.000. “Los televisores son muy costosos”.

Debido a la regulación de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), las empresas de electrodomésticos no pueden establecer precios con los que puedan obtener más al 30% de ganancia sobre la base de su estructura de costos.

Un televisor de 50 pulgadas, dependiendo de la marca y el modelo, se vende desde Bs. 178.000.000 en las tiendas visitadas por Efecto Cocuyo para este lunes, 5 de enero, en las que la cantidad de equipos es mínima.

“Nosotros vendimos un televisor de 50 pulgadas a Bs. 40.000.000 en diciembre, un precio muy inferior al que se vendía en otros sitios, pero no podíamos cambiar el precio, porque superaríamos el 30% de ganancia”. Dijo un empleado de Pablo Electronic, en la Candelaria. El entrevistado, quien prefirió resguardar su identidad, contó que un revendedor compró los tres televisores había en inventario a ese precio.

Una lavadora automática con capacidad de 10 kilogramos de una marca que no es conocida, es vendida por tiendas de este ramo en Bs. 68.000.000, mientras que en Mercado Libre se consigue de marca hasta en Bs. 155.000.000 o en su defecto, en dólares.

Con información de Efecto Cocuyo

07/02/2018

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr