Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Especialistas revelan que hay múltiples riesgos al ingerirlo

Hay un mito difundido por los defensores a ultranza del gobierno, el cual cuenta que en la “Cuarta República” los venezolanos más pobres se alimentaban con perrarina. Esta tesis a través del tiempo sólo se ha ratificado como una falacia discursiva.

Lo que sí es una cruel realidad, es que actualmente miles de venezolanos comen arroz picado para saciar su hambre, cuando años atrás este producto estuvo exclusivamente destinado al consumo animal.

A las 5:01 de la tarde, se aglutinaba mucha gente en una avícola del centro de Los Teques para lograr comprar arroz picado. Unas cuadras antes, dos señores gritaban “a 1.500, a 1.500” rematando bolsas de medio kilo de este cereal.

Esto es lo que estamos comiendo los pobres ahora”, expresó el señor Oscar Doria, mostrando una bolsa con dos kilos de arroz picado, señalando que es lo que puede comprar para la alimentación de su familia, ya que sus ingresos monetarios no le rinden.

Un kilo de arroz picado actualmente se ubica entre 2500 y 3000 bolívares en los avícolas.

Miguel Coita, habitante del sector La Mora de Cúa, contó que cada día sale a comprar arroz picado y sardinas para garantizar al menos uno o dos platos de comida a sus seis pequeños.

En un vídeo difundido a través de las redes sociales, una mirandina de Higuerote, denunció que lo único que come es arroz picado. “Tengo tiempo sin comer una arepa o una empanada”.

Por su parte, Alberto Narváez, un comprador, recomendó que lo preparen bien, ya que sería muy perjudicial para la salud. “Cuídense lo más que puedan, sabemos que ahorita es un lujo comer”.

Salud en riesgo

El médico de Salud Miranda, Manuel Hernández, sostuvo que este rubro no cumple las condiciones óptimas de salubridad, ya que es un subproducto y deshecho del arroz que contiene bacterias, porque cae al suelo al momento de su producción, y se “puede contaminar con orina de roedores, y esto podría generar en los consumidores procesos diarreicos o hasta leptospirosis”.

Según la Organización Panamericana de la Salud, la leptospirosis es una enfermedad bacteriana transmitida por la orina de animales infectados, la cual puede generar tos seca, fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, nauseas, vómitos, diarrea y escalofríos.

En vista de esta situación, el especialista recomendó a la colectividad, evitar el consumo de arroz picado por ser un producto “peligroso y perjudicial” para la salud de las personas. “A pesar del hervor y el lavado es difícil saber si los patógenos quedaron eliminados”.

Fuente: Prensa Miranda/ Daniela Moros

Infografía: José Delgado

Fecha: 04 de junio de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr