Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Miles de personas que se encuentran a la espera de un trasplante de órgano corren riesgo debido a la alarmante situación que denunciaron desde la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV).

Los trasplantes actualmente no se realizan en los hospitales, por ello, los pacientes deben acudir a centros de salud privados y cuando se concretan, se realizan de familiar a familiar debido a la “inexistencia de procura de órganos” en la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene), según explicó Lucila Velutini, directora de la ONTV en entrevista para Caraota Digital.

Los costos de estas operaciones los estimó Velutini por encima de los 250 millones de bolívares, un monto que aunque no está confirmado por las clínicas, es el que se maneja según conoció la directora de la organización. Velutini no descartó el pago de estas intervenciones quirúrgicas en dólares y reveló que en algunos centros se habla de un cobro de entre 8 y 10 mil dólares.

La emergencia de los transplantes no solo se limita a las personas que se encuentran a la espera de una operación, también corren riesgo aquellos que ya recibieron una donación (trasplantados) y que en la actualidad no encuentran los fármacos necesarios para el tratamiento postoperatorio.

En lo últimos tres meses al menos siete personas perdieron el órgano trasplantado debido a la falta de medicamentos, señaló Velutini. “Para hacer un trasplante debes tomar los inmunosupresores, antes durante y de por vida y estos inmunosupresores los da el Instituto Venezolano de Seguro Social (Ivss), en la actualidad no los están dando”, alertó.

Entre los transplantes realizados en el país, apuntó que actualmente está el de riñón, hígado y de córnea, y que “en un momento se realizó el de médula espinal pero ahora no se está haciendo”.

Paralización en las listas de espera

A la crisis de los transplantes se suma la paralización de las listas de espera debido a la falta de reactivos para la realización de los exámenes.

“Para estar en una lista de espera tienes que realizar una serie de exámenes, no hay los reactivos para muchos de estos exámenes. El problema es que cuando empiezas a realizar el primer exámen, cuando vas por el último el primero ya se venció”, dijo.

A esta situación se suma la paralización de Fundavene, organismo adscrito al Ministerio de Salud y encargado de la procura para la asignación de órganos y tejidos, una institución que “desde enero de este año no se ha hecho un solo transplante de cádaver”, según Velutini.

Exigió al Gobierno que atienda esta situación y responda a los más de 3500 transplantados que necesitan recibir medicamentos para poder vivir y a las más de 17000 personas que se encuentran en diálisis y a las más de 5000 personas que se encuentran en una lista de espera que no existe debido a la falta de órganos y tejidos que les permita mejorar su estado de salud.

Publicado por Caraota Digital
10/11/2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr