Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

El rector de la Universidad de Los Andes (ULA), Mario Bonucci, planteará ante el Consejo Universitario (CU) reformar el horario laboral de la casa de estudios debido a la crisis del transporte público que se traduce en menos unidades circulando, horas de espera en las paradas y en elevadas tarifas frente a bajos salarios.

En ese sentido, Bonucci informó que el próximo lunes 15 de enero planteará al CU que el horario de trabajo sea de 8:00 am a 4:00 pm, respetando los horarios para la alimentación y las particularidades que existen en cada dependencia de la institución.

“No queremos atropellar a nadie, queremos mantener la universidad abierta, favoreciendo el trabajo con la misma calidad e intensidad de siempre”, aseguró Bonucci quien destacó que está consultando a profesores y gremios para llevar al seno del CU la propuesta que según aseguró, cumple con los extremos legales y satisface una vieja aspiración.

El cumplimiento de la jornada laboral en la ULA pudiera ser entonces de no más de 5 horas continuas, más la hora de descanso para el sustento alimentario y la continuidad para completar las 7 horas establecidas en la ley.

Las fallas en el servicio de transporte, el aumento de la tarifa que en algunos casos es de 4 mil bolívares por viaje y el poco poder adquisitivo de los ciudadanos, generaron en los trabajadores universitarios incertidumbre frente al cumplimiento de la jornada laboral, sobre todo de aquellos que habitan en ciudades vecinas a Mérida como lo son Ejido, Lagunillas, San Juan de Lagunillas y Tabay y donde el transporte público es más costoso.

Mario Bonucci manifestó que la crisis no es generada por la universidad sino que la misma es responsabilidad absoluta del gobierno y “sus repetidas políticas erradas”.

Dijo que “no valen los aumentos salariales de cada mes, pues con eso no se ataca el problema de fondo en materia económica. Lo cierto es que estamos frente a un colapso humanitario nacional y no sabemos cómo se van a manifestar las consecuencias que por demás, son impredecibles”, vaticinó el rector de la ULA.

Por otra parte, la autoridad universitaria llamó al gobernador de Mérida, Ramón Guevara, a evaluar la posibilidad de establecer horario de trabajo de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, al sector comercio a laborar de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, a fin de que los merideños tengan mayor acceso al transporte, el cual cada vez está más menguado en Mérida.

Publicado por El Universal
10-01-2018

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr