Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Comprar instrumentales, materiales, insumos, pagarles viáticos a los pacientes, costearles sus panorámicas y demás exámenes de laboratorio, son gastos que se les suman a las copias y libros que deben comprar los estudiantes de Odontología de la Universidad del Zulia (LUZ). Una lista que puede superar el millón de bolívares en las prácticas, reseña Panorama.

Valentina Urbina, de tercer año, aseguró que para adquirir los instrumentos que le piden ha tenido que vender su celular y otras pertenencias.

Detalló que una turbina odontológica tiene un precio de 150 mil bolívares, una lámpara y un micromotor, también tienen un valor similar. La resina (kit de 8 tubos), 90 mil; un forcep (pinzas), 100 mil; 8 tubos de resina, 90 mil.

“En mi salón estudiaban 80 personas, ahora solo quedamos 60. Semanalmente abandona alguien y es porque no pueden pagar todo”, explicó la joven de 21 años.

Daniel Molinares cursa el mismo año, y explicó que ya ha comprado algunas herramientas, con una inversión de 600 mil bolívares y, según sus cuentas, aún debe invertir otros 500 mil bolívares. “Y no es solamente lo que necesitamos para las prácticas, sino los gastos de comida, taxis, exámenes, con los que debemos correr muchas veces al llevar a un paciente”, expuso.

Prótesis

En el cuarto año de la carrera, según explican los estudiantes, el “dolor de cabeza” ya no son los instrumentos, sino elaborar las prótesis.

Nahirobys González explicó que deben presentar dos. “Una prótesis total cuesta 170 mil bolívares y una parcial 230 mil. Aparte tenemos que comprar el mercaptano (líquido usado para la impresión dental) que vale 105 mil y unas siliconas en 110 mil”, detalló.

“Antes, me cuentan, la facultad facilitaba algunos instrumentos y materiales, pero ahora no es así. Debemos traer desde la turbina hasta la gasa que vamos a usar. A veces la unidad de radiología no está operativa”, agregó.

Fenómeno atípico

La decana de la Facultad de Odontología, Mary Carmen Rincón, precisó que han observado cómo alumnos de los últimos años han abandonando la carrera, lo que calificó como un “fenómeno atípico”, pues esto ocurría normalmente en los primeros niveles cuando comenzaban.

“Un factor que nos está afectando es el control cambiario ya que muchos de los insumos que usamos son importados. Ya solicitamos que la universidad sea beneficiada con divisas preferenciales para adquirirlos, pero no nos han dado respuesta”, señaló, al tiempo que puntualizó que la Opsu ha asignado algunos recursos a la facultad.

“La situación también se presenta en los ambulatorios y hospitales públicos donde se hacen prácticas. Los estudiantes deben llevar todo”, lamentó.

Explicó que han realizado bingos y cursos para ayudar a los universitarios en sus prácticas. Detalló que el año pasado invirtieron el dinero en el laboratorio de prótesis para ofrecer el servicio de forma gratuita.

Fuente: La Patilla

Fecha: 17 de abril de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr