Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

El protector solar más barato cuesta Bs. 15.000 

La temperatura ha empezado a subir en Venezuela. En los últimos días el sol ha estado más intenso que meses atrás. Además, la conflictividad social también ha incendiado los ánimos y la protesta ha tomado las calles.

La inflación es un mal de todos los días y ahora protegerse del sol es todo un reto por lo costoso de las cremas protectoras, lo que ha dado paso a que las personas tengan que recurrir a otro tipo de opciones.

Actualmente, los precios de los protectores solares oscilan entre 15 mil y 60 mil bolívares, por lo que para la gran mayoría de los venezolanos se han convertido en un lujo.

La dermatólogo, Adriana Calebotta, quien colabora con el banco de Consultas de la Red de Salud Francisco de Miranda, aconseja a los pacientes que acuden a su consulta usar gorras de manera que haga sombra en el rostro, inclusive también el uso de camisas o franelas manga larga para protegerse de los brazos.

“Sabemos el alto de costo de la vida que vivimos actualmente y por ende los precios elevados de los productos para el cuidado personal. Por lo que he tenido que sugerirle a mis pacientes otro tipo de cuidados prácticos y que estén al alcance de su bolsillo”, dijo.

Otro de los consejos que recomienda la doctora Calebotta es que mientras se practican actividades al aire libre, es bueno hacerlo por la mañana o por la tarde evitando así la exposición al sol durante las horas centrales del día, es decir, de 11 de la mañana a 3 de la tarde.

A pesar del alto costo de las cremas protectoras, indicó que es fundamental cuando se va a exponer al sol, elegir un factor de protección que sea adecuado y se adapte al tipo de piel y a la intensidad de los rayos UVA, con un factor de protección solar que vaya desde 25, 30, 35 o 50.

Sin embargo, aclaró que las cremas solo protegen del sol durante un tiempo limitado y deben contener un filtro adicional contra la radiación solar, que son los que provocan daños a largo plazo, tales como el envejecimiento prematuro de la piel o cáncer en el órgano más extenso del cuerpo.

“Se debe tener especial cuidado con los niños menores de dos años. Ellos no deben ser expuestos directamente a la luz del sol ni a la intensidad de los rayos UVA durante el día. Por lo que siempre recomiendo a los padres, permanecer en la sombra cuando la luz del sol es muy fuerte, pero incluso así, es necesario tener cuidado. Aunque en la sombra la radiación es más débil, sigue existiendo riesgo de sufrir una quemadura”.

La especialista subrayó que la exposición al sol no siempre es negativa, ya que nos aporta la vitamina D que necesita el cuerpo, pero se debe tener una exposición responsable y llevar a cabo los cuidados necesarios.

Fuente: Prensa Miranda / María Carolina Naranjo

Infografía / José Delgado

Fecha: 12 de abril de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr