Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Son 7 millones de venezolanos los que viven con hipertensión y no cuentan con la atención medica ni con tratamiento adecuado, advirtió Julio Acosta Martínez, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología, quien alertó sobre la deficiencia de los servicios de salud. Señaló, además, que la incidencia de esta enfermedad en jóvenes aumentó debido al alto consumo de sal y el sedentarismo. “20 gramos de sal por día consume el venezolano, cuando la ingesta normal debería ser de 3 gramos diarios”, advirtió.

Acosta Martínez suministró la información durante la presentación del primer estudio de hipertensión arterial en el país, según el cual 52% del total de 4.320 pacientes consultados en 7 ciudades del país, hasta junio, asiste a consulta regular en clínicas privadas y tiene la presión arterial controlada con tratamiento farmacológico.

Los médicos autores del estudio realizado por el Registro de Hipertensión Arterial, Rhaven, alertaron que 47% restante de los evaluados incumple o interrumpe la dosificación de la medicación debido a los altos costos y la escasez, y está en riesgo de sufrir infartos, ictus o accidentes cerebrovasculares. La mayoría de los pacientes, 52%, tiene edades comprendidas entre 60 y 79 años.

El cardiólogo consideró grave la falta de acceso a los fármacos y los altos costos, razones por las cuales los pacientes deben interrumpir la administración regular de la medicación con riesgo de muerte. Como consecuencia de no poder administrarse las dosis indicadas, calculó que aumentará la incidencia de enfermedades coronarias.

“Prevemos que el riesgo de insuficiencia y falla cardíaca aumentará 50% y la probabilidad de infarto es de 25%”, precisó. Añadió que los factores emocionales, como la depresión, la angustia, la ansiedad y el estrés, son causantes de muerte repentina e infartos fulminantes.

Juan José Amaro, médico internista y cardiólogo, indicó que la dislipidemia o alta concentración de triglicéridos y colesterol en la sangre es el factor de riesgo asociado con 61% de prevalencia en los pacientes hipertensos, seguido de la diabetes mellitus y el tabaquismo activo. “1.634 personas que constituyeron la muestra ya tenían el corazón afectado”, indicó, y agregó que la incidencia de hipertensión controlada fue de 57% en mujeres y 42% en hombres.

La investigación determinó que la administración de un solo fármaco con ARA-II alcanzó el índice más alto de control hipertensivo leve, con 16%; mientras que la doble terapia, con 36%, fue el método de administración más indicado en pacientes con tensión arterial moderada. Sin embargo, la escasez de las medicinas condiciona la continuidad de administración en pacientes que toman más de tres fármacos, según el estudio.

Fuente: El Nacional

Fecha: 11 de octubre de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr