Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

80% de servicios de imagenología se encuentran paralizados en hospitales

Una tomografía sencilla en una clínica privada puede costar 60 mil bolívares, pero una de contraste, es decir, con la aplicación de yodo para resaltar la zona del cuerpo a analizar, puede valer 128 mil bolívares,  lo que no las hace nada fácil de costear en la época de crisis que vive el país, más cuando un salario mínimo, sin bono de alimentación, es de 40 mil bolívares.

Si se lleva a números, el salario mínimo en el presente mes de abril está en 40.628 bolívares, lo que implica que para practicarse una tomografía de contraste hacen falta más de tres salarios mínimos, mientras que una sencilla representaría 1.5 ingresos básicos.

Hace un año, dichos servicios tenían un costo de 18 y 28 mil bolívares, respectivamente, y el salario mínimo en abril de 2016 estaba en 11.577 bolívares, lo que representa un incremento exponencial, más aún en el estudio de contraste.

Según los administradores de los centros de salud privados, dicho fenómeno se debe a que los componentes y repuestos de los equipos de imagenología son importados y  para mantenerlos en funcionamiento se deben comprar con el “dólar negro”, por no tener acceso al preferencial.

“Hace un año, en nuestra clínica, realizábamos poco más de 30 estudios de tomografía diariamente, ahora a lo sumo llegamos a 10, esto porque los pacientes no pueden costear dichos precios que sin duda muy son difíciles de pagar”, dijo la administradora de un centro de salud privado ubicado en el Área Metropolitana.

Por su parte, otro encargado del departamento de administración de una clínica mirandina señaló que la inflación golpea seriamente el funcionamiento de sus servicios de atención médica. “Hace poco se nos dañó el equipo de rayos X y la reparación del mismo nos salió más cara de lo que nos costó la máquina. La situación que atraviesa el país en todos los ámbitos es muy grave y nos afecta a todos”.

Aquellas personas que no dispongan de recursos económicos para practicarse el estudio de forma privada, tienen que acudir a la red pública, pero el 80% de estos servicios a nivel nacional se encuentran paralizados, según lo dio a conocer el físico, médico y profesor de la Universidad Central de Venezuela, Omar Arias.

Las razones de tal falla son la falta de mantenimiento, así como piezas dañadas o aparatos quemados a causa de los constantes apagones.

Opciones

Y aunque la salud pública vive en el país un momento apremiante, hay opciones que se constituyen en una válvula de escape, como el Centro de Imagenología de Higuerote, ubicado en el Pronto Socorro de la parroquia barloventeña, puesto en funcionamiento por el Gobierno de Miranda en diciembre de 2015.

Hasta la fecha se han realizado de manera gratuita, 4 mil 262 exámenes radiológicos, siendo  los estudios más demandados los de tórax y radiografías en las extremidades superiores del cuerpo.

“Van mil 623 tomografías, siendo las más frecuentes las de cráneo y las abdominopélvica”, indicó la directora general de Salud Miranda, Maggia Santi.

Este centro, que cuenta con los equipos de última generación, está disponible las 24 horas, los siete días de la semana. Para ser atendido en el Centro de Imagenología de Higuerote, el paciente debe pedir la cita con antelación. Se requiere una referencia de los médicos de los Pronto Socorro, Casas Amigas de la Salud o de los Cemo, adscritos a la Red Francisco de Miranda.

“Independientemente si tiene cita de su médico privado, deberá realizar este proceso; sin embargo, si es un caso de emergencia ocasionado por un accidente de tránsito o de otra índole será atendido de manera inmediata”, explicó Santi.

Próximamente, y continuando con la expansión de dicho servicio la entidad, el Gobierno de Miranda pondrá en funcionamiento un nuevo Centro de Imagenología, en el Pronto Socorro de Los Teques.

“Para abril contaremos con personal técnico y médico especializado para este tipo de servicio. El mismo estará funcionando de lunes a viernes, de 7 de la mañana a 12 del mediodía. Allí solo se ofrecerá el servicio de rayos X y los pacientes, para solicitar la cita, deberán cumplir con el mismo procedimiento que el Centro de Imagenología de Higuerote. Estimamos realizar 15 estudios imaginológicos diarios y si se presenta una emergencia, lo atenderemos igualmente”.

Santi aprovechó la ocasión para reflexionar sobre la crisis que vive el sector  salud del país. “No solo se necesitan las divisas para la compra de repuestos para mantener los equipos del sistema público de salud, sino que también el gobierno nacional debe atender la escasez de  medicamentos, la contratación colectiva de los médicos y las mejoras de las infraestructuras de dichos centros”, concluyó.

Fuente: Prensa Miranda / Javier Ramírez

Infografía: José Delgado

Fecha: 03 de abril de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr