Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Hoy nuestro pueblo tiene en sus manos desafiar con su voto todas las tropelías del gobierno y de sus instituciones, que han demostrado durante estos 18 años estar en la esquina contraria a la democracia. Hoy domingo 15 de octubre los venezolanos debemos superar un nuevo obstáculo que siga impulsando el cambio que tanto anhelamos, y nos permita salir del hueco en el que nos metieron.

Votar no significa apoyar a las señoras del CNE, ni avalar al desastre de gobierno, votar es protestar, es castigar, por eso, este domingo, hagamos del voto un acto de rebeldía. No podemos dejarle a Maduro espacios vacíos, porque si no votamos, va un vivo y lo hace por usted. Voten en contra del gobierno y a favor de Venezuela. La abstención no logrará nada, con ella se terminará de entregar las estructuras de poder al gobierno para hacer sus marramucias.

Si tenemos la gente, tenemos el despliegue y la organización, no hay forma de que la señora Lucena pueda quitar lo que es de nosotros. Mañana lunes debemos amanecer con un mapa tricolor, uno en el que tengamos gobernadores al servicio de la causa democrática, que estén de la mano de las necesidades del pueblo y no al servicio de Maduro ni de su cúpula.

Sabemos que este proceso ha estado lleno de tropelías, de vicios y de violaciones a los derechos políticos de los venezolanos. Ha sido una campaña atípica, en un ambiente frío. El CNE lejos de promover el voto, busca que usted no vote, que usted tire la toalla y que se resigne y eso no se lo podemos permitir. Si antes había razones para votar, hoy tenemos más razones para decirle a Maduro y su cúpula que Venezuela no se doblega ante la tiranía.

Estamos también convencidos de que los buenos somos más y que pronto está pesadilla de horror tendrá un final. Está en cada uno de nosotros que nuestra amada Venezuela retome a la senda de la democracia, del progreso y de las oportunidades, esa que nos arrebataron por la ambición de un grupito de mantenerse en el poder, mientras los venezolanos hemos evidenciado el rostro del monstruo de la miseria y la crisis.

Por eso hoy sobran más que nunca los motivos para seguir adelante, porque hay muchas cosas que enderezar en esta estructura de país que si no la reforzamos pronto, terminará por desplomarse. Ahora más que nunca todo por Venezuela. Así que lejos de evadir el compromiso, ahora nos sentimos con más responsabilidad de luchar, porque a nuestro pueblo venezolano lo aprisionan las cadenas y ese yugo tenemos que lanzarlo lejos.

Hoy domingo 15 de octubre los invito a salir en familia a la calle a votar. Salgamos a las calles con nuestra cédula como único documento de identidad que nos representa como venezolanos, esté vencida o no. Participemos y derrotemos la abstención. Derrotemos a los causantes de la peor crisis de la historia del país. Seamos rebeldes, pero con causa. Seamos hoy irreverentes ante la opresión y la manipulación.

Estamos seguros de que este lunes Venezuela amanecerá distinta, con otros aires, porque habremos dado una lección a quienes nos han robado todo excepto las ganas de vivir mejor. A quienes han engordado sus bolsillos y sus cuerpos, a costillas del hambre del pueblo. A quienes nos convirtieron en un país de colas, de inflación, del “no hay”. A quienes siguen intentando gobernar bajo las premisas de la irresponsabilidad y la improvisación. A quienes desprecian al pueblo, porque se enfermaron del mal de poder. A quienes se sostienen utilizando la fuerza militar y el control de las instituciones. A quienes segaron vidas por mantener a contra viento un proyecto.

Estamos seguros que más temprano que tarde el peso de la justicia caerá sobre ellos y cobrará todos los desmanes que cometieron en contra de un pueblo noble, paciente y que sigue conservando intacto su espíritu democrático. Estas elecciones no nos las van a robar, porque aquí estamos listos para ganar, cobrar y seguir avanzando.

El camino del cambio y la libertad nos espera. Así que recordemos como lo dijo el poeta: caminante no hay camino, se hace al andar.
Qué Dios bendiga a nuestra Miranda y a toda Venezuela. Vamos Votar!!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr