Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

“Nos vemos en la obligación de suspender las cirugías electivas una semana antes de lo tradicional al plan de contingencia de Navidad porque tenemos una emergencia epidemiológica por difteria, a la cual debemos tomar con la seriedad que corresponde y no lamentar por no haber hecho la prevención que corresponde ante el caso”.

Así lo señaló la directora del Hospital Universitario de Los Andes (HULA), Estrella Uzcátegui, quien informó que desde el lunes 11 de diciembre se suspenden las cirugías electivas (programadas) en este centro asistencial en el cual se reportan 42 casos de difteria, ocho muertes por esta enfermedad y dos personas hospitalizadas, quienes se encuentran estables tras recibir tratamiento.

Uzcátegui señaló que en la emergencia del HULA no tienen el área adecuada para atender los casos de difteria que en el estado Mérida van en ascenso, por lo que deben habilitar un piso de hospitalización para los nuevos ingresos, lo que obliga a la suspensión de las cirugías electivas.

A partir del 11 de diciembre se suspenden estas cirugías y la reactivación de las mismas en el menor tiempo posible depende de que el Ministerio de Salud envíe el tratamiento adecuado para los casos y se controle el brote de difteria que hay en la entidad andina.

La directora del HULA solicitó al Ministerio de Salud la dotación de la antitoxina, la cual es fundamental para el tratamiento de pacientes con difteria.

Refirió que se están registrando nuevos casos de difteria en personas con edades entre 10 y 25 años y propios de la localidad de Mérida, situación que preocupa, pues la mayoría de los casos positivos han sido en personas de entre 10 y 19 años, provenientes de la zona sur del lago de Maracaibo.

Tal situación evidencia que hay una circulación activa del microorganismo en la ciudad de Mérida y sus alrededores.

Pacientes irán a sala de aislamiento

Silvana Vielma, jefe del Laboratorio de Microbiología y Salud Pública del estado, señaló que hay alarma en Mérida por la difteria y resaltó que los casos más recientes pertenecen a la ciudad y no a la zona norte de la entidad, límite con el estado Zulia como han sido los primeros casos.

Informó que debido a la situación, los pacientes estarán en una sala de aislamiento para evitar cualquier tipo de propagación de la enfermedad.

Dijo la especialista que este fin de semana el director de Epidemiologia Nacional visitó el hospital para conocer lo que ocurre, se reunió con todos los equipos para saber si se cumple con los elementos para tratar los casos, se hicieron algunos ajustes necesarios y dotaron de 130 mil unidades de antitoxina al centro asistencial, las cuales “se fueron en los pacientes que ya están porque eran pacientes graves y ahora se encuentran estables”.

Asimismo Vielma refirió que hubo dotación de penicilina cristalina la cual está siendo utilizada en los pacientes, pero la misma es insuficiente, pues llegaron al hospital 5 cajas con 50 unidades.

En ese sentido, explicó que para un paciente adulto, con peso promedio de 60 kilos deben usarse al menos 32 frascos diarios.

Claman por la antitoxina diftérica

Por su parte la epidemióloga y directora de Atención Médica del hospital, Marlene de Salcedo clamó porque el Ministerio de Salud envíe para la entidad la antitoxina diftérica, la cual debe ser colocada en las primeras 24 horas de detectada la enfermedad.

De Salcedo acotó que dicha antitoxina neutraliza la toxina que genera la bacteria, por lo que si se coloca con prontitud, el paciente evoluciona bien y se evita la muerte.

“Estamos hablando de emergencia sanitaria, necesitamos que el Ministerio de Salud vea con seriedad y responsabilidad los casos registrados y nos dote con suficiente antitoxina”, dijo la epidemióloga.

Publicado por El Universal
06/12/2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr