Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Plan Miranda Libre de Rabia afectado por escasez e inflación

Los venezolanos no son los únicos afectados por la crisis que enfrenta el país. Un abrupto incremento de 4.000% en el costo de las vacunas que requieren perros y gatos, además de la escasez de tales dosis, ponen en riesgo la vida de las mascotas.

Un reciente estudio de Salud Miranda reseñó que las inmunizaciones para mascotas quedaron fuera del sector de divisas preferenciales desde hace un tiempo, lo que ha desencadenado el aumento de su precio, así como su desabastecimiento desde el año pasado.

Yubirí Beitía, coordinadora de Zoonosis de Salud Miranda, explicó que actualmente la vacuna séxtuple (caninos) se sitúa en 80 mil bolívares, la triple felina en 90 mil bolívares, mientras que la inyección contra el mal de rabia se consigue en 40 mil bolívares. “Hace más de un año, la séxtuple oscilaba entre  5 mil y 10 mil bolívares, mientras que la antirrábica costaba mil bolívares”.

Beitía apuntó que por el alto costo y escasez de dicho producto para inmunizar animales, el programa Miranda Libre de Rabia que adelantaba el Ejecutivo regional, está afectado desde el año pasado, cuando se acabó el lote de inyecciones que tenían y desde ese entonces no han podido comprar más. “La antirrábica se colocaba de forma gratuita, ahora simplemente no podemos hacerlo”.

Paralelamente, señaló que la insuficiencia de dosis contra la rabia representa un riesgo para la salud pública, ya que explica que un perro puede morder a una persona y así transmitir el virus que buscará alojarse en el sistema nervioso del individuo, y por consiguiente podría causar la muerte.

“El tiempo de incubación es de 10 días. Las mordeduras de la rabia se califican de la cintura hacia abajo como leve, de la cintura hacia arriba como graves, y en el cuello y cara como muy graves”, indicó.

Por lo que recomendó a la colectividad  mantener al perro dentro de la casa y no dejarlo en la calle, además de tenerlo desparasitado.

Asimismo, la coordinadora de Salud Miranda resaltó que otro de los riesgos de la problemática con el esquema de inmunización orientado a los animalitos domésticos, en el caso de las dificultades con la vacuna séxtuple, la cual protege a los canes de la leptopirosis, podría conllevar el contagio de esta enfermedad a las personas.

Precisó que tal patología se transmite a través de la piel tras el contacto con la orina de animales infectados, como las ratas que pueden morder a un perro. “La leptopirosis es un riesgo por el aumento de roedores durante la época de lluvia”.

Otras áreas

Yubirí Beitía recalcó que además de los procesos de vacunación afectados por altos costos, los desparasitantes también han sufrido un notable aumento. Comentó que el año pasado un litro de desparasitante se ubicaba en mil 500 bolívares, mientras que actualmente oscila entre 40 mil y 80 mil bolívares.

De igual forma, puntualizó que el valor de los reactivos de laboratorio para la realización de diagnósticos, roza las nubes, y además es una dificultad encontrarlos.

Fuente: Prensa Miranda/ Daniela Moros 

Fecha: 15 de agosto de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr