Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

100 mil dólares por 13 canciones. Eso fue lo que desde el gobierno de Carabobo se planteaba pagar por el show que daría el reguetonero Bad Bunny para el cierre de campaña del abanderado por Rafael Lacava para la alcaldía de Valencia, Jesús Alejandro Marvez. Un monto con el que parte de los anaqueles de la entidad podrían abastecerse.

Esos recursos al cambio del dólar libre representan 10 mil millones de bolívares que en términos de canasta alimentaria, calculada en siete millones de bolívares, permitiría comprar a mil 29 familias la comida de un mes, contentiva de todos los nutrientes calóricos, proteicos, lípidos, azúcares y carbohidratos necesarios. En la entidad, de dos millones de habitantes, 900 mil solo comen dos veces al día lo relativo a 25 mil calorías de las 75 mil que deberían, de acuerdo a datos de las investigaciones del economista, Carlos Ñáñez.

Y si se desea destinar ese dinero en planes populistas del Gobierno, alcanzaría para la importación de 108 mil cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), que es igual a más de 10% de la población de Valencia, y más de 25% de los habitantes de la parroquia Miguel Peña, la más grande y desasistida de la capital carabobeña.

En la región, ya son más de tres semanas las que se cuentan sin pollo en las neveras exhibidoras de los comercios del ramo por falta de soya para la alimentación de los animales. Con 100 mil dólares se podría importan 10 mil toneladas de ese producto y así acabar con la escasez de la carne blanca y de huevo de acuerdo a Damiano Del Vescovo, expresidente de Fedecámaras Carabobo.

Si se invierte esa cantidad de dinero en el sector ganadero, se ahorraría al país 500 mil dólares en la importación de productos terminados y se le daría oxígeno a la producción nacional.

Hay laboratorios de la industria farmaceútica que en los últimos tres años han recibido mucho menos que esos 100 mil dólares para la compra en el exterior de materia prima, que serviría para la elaboración de más de 140 tipos de medicinas.

En cuanto a los servicios públicos uno de los que más agobia a los habitantes de Carabobo es el transporte que está paralizado en 92% por falta de repuestos. Con los 10 mil millones de bolívares se podría comprar 10 mil cauchos para el sector o cuatro mil baterías.

En obras públicas, ese dinero representa mil millones de bolívares por encima del presupuesto de un municipio como San Diego, “también es superior al de localidades como Libertador, Los Guayos y Naguanagua, y debe homologar al de Valencia”, detalló Náñez. También significa 3% de lo recursos destinados a obras públicas en todo el estado Carabobo.

El concierto estaba planificado para este miércoles 6 de diciembre a las 4:00 p.m. en la avenida Bolívar de Valencia, pero se pudo conocer que el cantante no accedió a presentarse.

Publicado por Caraota Digital
06/12/2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr