Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Corregir la política económica, garantizar elecciones limpias, avanzar en la restitución del Estado de derecho y revisar a profundidad el sistema educativo son algunas de las medidas que cuatro expertos de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) consideran imprescindibles para frenar el deterioro social y económico de Venezuela.

Los académicos explican que la hiperinflación, conflictividad social, impunidad, confrontación política, escasez y deterioro educativo son algunos de los problemas que se han instalado en la sociedad venezolana y que podrían profundizarse durante 2018.

Señalan que con lo sucedido en las primeras dos semanas del año suman indicadores que advierten que la crisis en Venezuela “apenas asoma los colmillos”.

En por lo menos ocho estados del país se han producido saqueos por la escasez y los cuerpos de seguridad han enfrentado protestas que ya suman siete fallecidos. Han aumentado los presos políticos y no se observa una negociación política solidad ante este panorama los especialistas coinciden en que el reto es para toda la sociedad y que el consenso es imprescindible para cerrar la puerta a los peores escenarios. Acá las propuestas.

Reforma económica urgente

María Alejandra Paublini, directora de la Escuela de Economía descata que el El principal reto en materia económica es comprender que los problemas económicos deben estar en el centro del debate político y no aislarlos como se ha hecho.

“En este momento comenzamos a experimentar una hiperinflación, la cual es una situación nueva para nosotros y hay que aplicar, lo más rápido posible, una reforma económica profunda que contenga medidas monetarias, fiscales y cambiarias orientadas a combatir la inflación y la escasez”, explican.

Aseguran que se debe acabar con la emisión “acelerada” de dinero, que está dirigida, a su juicio, “a cubrir el déficit fiscal y que inyecta demasiada liquidez a la economía, produciendo el alza desmesurada de los precios de los bienes y servicios. Se debe unificar el tipo de cambio para evitar distorsiones en la economía. Es indispensable crear confianza en el país y las instituciones y eliminar los controles que solo han servido para profundizar la crisis”.

Acuerdo de gobernabilidad

Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos detalló que el principal reto político que enfrentarán los venezolanos en 2018 es devolver al país a un sistema democrático, aprovechando la oportunidad prevista en la Constitución, que establece para este año la realización de elecciones para Presidente de la República.

Para ello es imprescindible lograr tres condiciones mínimas para que esa transición sea posible de forma pacífica:

1) Recobrar la credibilidad y la esperanza del país en el liderazgo político democrático. Ese liderazgo debe poder movilizar al país hacia un proceso electoral. Hoy, parte del sector democrático está negado a participar con razones justificadas porque no hay condiciones. Hay que lograr que la gente crea que una salida electoral y una transición es posible.

2) Las condiciones electorales, aunque no sean ideales, deben ser aceptables para poder convencer a la gente de que habrá resultados con un mínimo de confiabilidad.

3) Conseguir garantías para que esos resultados sean respetados y se produzca una transferencia efectiva de poder, en caso de que el ganador de las elecciones sea un sector distinto al gobierno. Si se lograran esas condiciones, es imprescindible que este año se construya un acuerdo de gobernabilidad democrática para ser puesto en práctica en 2019.

Ese acuerdo debe comprometer a los diferentes sectores del país a respetar unas reglas del juego donde todos vamos a tener que hacer sacrificios. No es verdad que cada uno va a tener lo que quiere o ‘arrebatar’ porque ganó; eso desestabilizaría todo el proceso de transición. Hay que tener presente la experiencia vivida en Egipto durante la ‘Primavera Árabe’: Allí Los Hermanos Musulmanes ganaron, pero pocos meses después estaban fuera porque manejaron todo sin compromisos y sin acuerdos y terminaron generando una enorme inestabilidad”.

Estado de derecho y acceso a la justicia

Miguel Mónaco, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas dijo que en materia jurídica aseguran que lo primordial es el restablecimiento del Estado de Derecho en Venezuela, para que exista igualdad entre el Estado y los ciudadanos ante las leyes, las cuales regulan los asuntos que la sociedad no es capaz de resolver por sí misma.

Siendo esto así en caso de existir incumplimiento de ellas, “se somete a tribunales independientes, donde incluso cualquier ciudadano pueda demandar al Estado para defender sus derechos y recibir justicia e indemnización por los daños que haya sufrido, sin temor a retaliación alguna”.

“Ese concepto tan básico e indispensable para un país y se ha perdido en Venezuela, más aun cuando se ha creado la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano que asume funciones por encima del Derecho, sin control alguno ni legitimidad, por no haber sido designado por el pueblo de Venezuela”, aseveran.

Las escuelas y los docentes

Para José Francisco Juárez, decano de Humanidades y Educación que es necesaria hacer una “revisión profunda” del sistema educativo venezolano, para que exista un cambio positivo en la sociedad.

“Hay muchos retos que se tienen que atender en simultáneo para favorecer la calidad educativa, entre los cuales se encuentra la formación del docente y su condición salarial; escuelas equipadas y suficientes para la población estudiantil; la revisión y actualización del currículo escolar fundamentado en un consenso nacional y despojado de todo sesgo ideológico; la creación de un observatorio que cuide los procesos relacionados con la calidad educativa del país; la promoción de la descentralización y la prosecución como meta educativa”, explicó.

Además, expresó que en este año escolar el reto fundamental debe estar en el acompañamiento a los docentes para que “se mantengan firmes y no claudiquen a su compromiso de formar ciudadanos conscientes de la realidad del país y competentes para transformarlo”.

Agregó que las políticas emanadas desde el Ministerio no favorecen en absoluto este reto ni están en sintonía con una formación alineada con lo establecido por la Constitución. A pesar de ello, quienes creemos en una sociedad democrática distinta debemos seguir insistiendo en esa dirección”.

Publicado por Caraota Digital
12-01-2018

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr