Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

En Venezuela las mujeres que sufren de cáncer de mama deben pasar por un viacrucis para poder administrarse el tratamiento. Según datos suministrados por el físico médico Omar Arias, en el país hay solo 10 equipos de radioterapia en funcionamiento. Esta realidad coloca en una situación de riesgo de muerte a los pacientes oncológicos

Omar Arias, profesor de la Universidad Central de Venezuela  (UCV) y físico médico, explicó que al haber un déficit importante de equipos de radioterapia y teniendo en cuenta que estos solo deben atender 20 personas por turno, convierte el proceso de tratamiento para el paciente en un camino tortuoso, “ahorita se están sobreexplotando en su utilidad atendiendo  al menos 60 pacientes en un solo tramo, afectando con esto la vida útil del aparato, esto dado al gran número de requerimientos y que de no aplicarse la radiación pueden perder la vida”, aseguró.

Arias informó que en el país hay 32 equipos de radioterapia pero solo sirven 12, destacó que hay incluso regiones con una gran densidad poblacional con solo un aparato público para suministrar el tratamiento,“debemos recordar que este mal es también una enfermedad familiar y anímica, imagínate una mujer con cáncer de mama que vive en Apure y debe viajar a Barquisimeto y quedarse allí por al menos 6 días para poder curarse de su enfermedad. Esto es algo inhumano”.

El científico señaló que hay estados en el país sin equipos de radioterapia, por ejemplo, en Aragua apenas cuentan con uno que se encontraba en reparación desde el pasado viernes 06. En Caracas solo existen 3, en Carabobo 1 y para toda la zona oriental hay uno en Anzoátegui.

“Es importante aclarar que la sesiones de radioterapia son diarias y deben alcanzar al menos las 40 veces, Es decir tener cáncer en Venezuela se convierte en un viacrucis para el paciente”, dijo el experto.

Informó que al estar colapsado el sistema público, ya que cuenta con muy pocos equipos y el paciente se ve en la obligación de acudir a clínicas privadas, el tratamiento de radioterapia y quimioterapia tiene un precio desde los 20 o 30 millones de bolívares, “recordando que los pacientes oncológicos a nivel mundial son catalogados como emergencias médicas, así vemos como una vez más el Estado venezolano mantiene la muerte como política de salud”, sentenció.

A pesar de la cruda realidad hay organizaciones que están trabajando para fomentar el diagnostico precoz del cáncer de mama

El profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) destacó las labores que están realizando organizaciones como SenosSalud donde se dictan charlas en las empresas y centros comerciales. También señaló como ejemplo a FundaSeno que el próximo 22 de octubre llevará a cabo una caminata para conmemorar la lucha contra el cáncer de mama. “Hemos logrado demostrar y se está difundiendo en campañas de alto impacto que la mamografía una vez al año luego de los 35 años es la opción más segura para detectar rápidamente un carcinoma en el busto de una mujer”, finalizó Arias.

Fuente: El Estímulo

Fecha: 09 de octubre de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr