Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr

Hasta más de 2000 % incrementaron en un año

Este lunes 18 de septiembre iniciaron las clases en gran parte de las escuelas del país, sin embargo, fueron pocos los estudiantes quienes pudieron estrenar uniformes debido a los altos costos que imposibilitaron a padres y representantes comprar la vestimenta escolar como en años anteriores.

“Yo lo voy a mandar con el mismo del año pasado”, respondió Belkis Luque, madre de un niño de 8 años de edad, a la interrogante de si había podido adquirir la indumentaria colegial para que su hijo asista al aula. “Esta semana faltará porque ni siquiera he podido comprarle un cuaderno”, agregó.

Su testimonio coincide con el de Víctor Bastidas, padre de un de niño de 7 y otro de 11, quienes por primera vez, tendrán que ir al colegio con el uniforme “viejo”. “El período escolar pasado logré comprarle unas camisas dos meses antes de que finalizaran las clases. Con esas acudirán este año, están en buen estado. Es lamentable, pero o comen o se ponen uniformes nuevos”.

Por su parte, una trabajadora de un negocio de venta de zapatos colegiales en Los Teques que prefirió el anonimato comentó que las ventas han disminuido considerablemente en comparación con 2016. Recuerda como otrora las familias adquirían “de todo en un día”. “La gente esperaba afuera del local para poder comprar”.

Actualmente, el panorama es distinto. El calzado para que los jóvenes hagan educación física costaba entre 15.869 y 19.080 bolívares, ahora su precio es de entre 180.000 y 400.000, y los casuales para el uniforme de aula pasaron de 20.480 bolívares a 175.000 dependiendo de la marca.

Una camisa que se comercializaba en las ferias que instalaba el Gobierno de Miranda en los municipios Sucre, Chacao y Hatillo de la región Área Metropolitana valía entre 2.500 y 6.000 bolívares, este año en los establecimientos independientes cuesta entre 26.000 y 40.000 según la talla y el modelo. Un pantalón que se conseguía en 8.500 en 2016, ahora supera los 60.000.

Jorge Ruggeri, director de Participación Ciudadana del Ejecutivo regional, recordó que este año las ferias han tenido inconvenientes con su instalación debido al alto costo de los útiles escolares, además de los uniformes.

Prensa Miranda / Martín Sojo

Infografía / José Delgado

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr